Menú Cerrar

LOS BENEFICIOS DE LAS BOMBILLAS LED Y CÓMO ELEGIRLAS

bombillas led

Cuando se habla de sustituir nuestras bombillas incandescentes, halógenas o fluorescentes, por luces o bombillas LED la primera pregunta que se nos viene a la mente es ¿cuánto voy ahorrar con el cambio? Y es cierto que las luces LED suponen un ahorro de energía, pero también debemos ser conscientes que la iluminación LED aporta otra serie de ventajas. Algunas como el ahorro en mantenimiento también suponen un ahorro, pero igual de importante es el tipo de luz que dan.

Es común que muchas personas tengan la idea errónea de que la iluminación LED tan solo es rentable para instalaciones donde hay muchos puntos de luz o donde se precisa de iluminación de alta potencia, pero, en realidad, la iluminación de LED para el hogar es sin duda la mejor solución a largo plazo para iluminar con bombillas desde cuartos de baño hasta grandes salones.

Bombillas LED para ahorrar energía

El ahorro que generan las bombillas LED con respecto a otras depende de los vatios que consumen, pero también en los gastos de mantenimiento.

Debido a la vida útil de las bombillas LED, el cambiar por este tipo de iluminación supone un ahorro a partir de los primeros dos años. Es decir, al cabo de 10 o 15 años, vida de una bombilla LED normal (algunas pueden alcanzar los 25 años) el ahorro sería bastante alto.

La iluminación LED ofrece numerosas ventajas más allá del ahorro económico que también es importante. Al ser una fuente de calor menor, proporcionar una luz uniforma y con posibilidad de regular para adaptar a diferentes usos, así como la opción de los tonos y tipos de color, hacen que sean una gran opción.

Cuando uno se plantea ahorrar en la factura de la luz, además de realizar un consumo responsable, disponer de productos eficientes es parte importante de la ecuación. Si nos referimos a bombillas, las clásicas de bajo consumo de tipo fluorescentes compactas tienen dura competencia en las bombillas LED.

Además de la mayor eficiencia, la tecnología LED supone un aumento significativo de la vida útil de una bombilla, situándose de media en modelos de calidad por encima de las 40.000 horas. Hay que tener en cuenta también que dependiendo del uso que le demos, la calidad y estabilidad de nuestra instalación o su situación (si está empotrada o no, con mejor o peor disipación), por cuestiones de calor excesivo podría reducir la vida útil marcada por el fabricante, que siempre es en condiciones ideales.

¿Cómo elegir bombillas LED?

Son muchos los consumidores de productos de iluminación que tienen dudas a la hora de saber qué bombillas LED elegir, bien sea para una nueva instalación o bien para sustituir sus actuales bombillas halógenas y/o de bajo consumo.

En el mundo de las bombillas LED, al contrario de lo que sucede con otras antiguas tecnologías, un mayor número de vatios (W) no implica que la bombilla vaya a dar más luz, lo conocido como luminosidad (Lm).

bombillas led

Entonces, ¿Qué debo tener en cuenta a la hora de comprar una bombilla LED? Lo dividiremos en 2 puntos clave:

No te dejes influir por:

  • El precio: una bombilla LED excesivamente económica (véase ofertas actuales en grandes superficies, por ejemplo) estará vinculado directamente a una bombilla con tecnología LED desfasada y, por tantos, poco eficiente.
  • Los W: Bien sea por un producto LED de baja potencia (modelos de 1W por ejemplo) o bien sea por todo lo contrario (una dicroica LED de 9W por ejemplo), no implica que el producto sea el más adecuado, porque sí, ofrecer una bombilla de 9W como sustitutiva de una halógena de 50W suena muy bien, pero una dicroica LED de 6W con tecnología actual también remplazaría a esos 50W…
  • La publicidad: un enorme cartel, con un precio tamaño XXL y la palabra LED todavía más grande, no es sinónimo de ahorro. Actualmente, y en perjuicio de los productos de iluminación LED, se están comercializando productos poco eficientes, generando a la larga desconfianza por parte de los consumidores, al ofrecerle productos que, si bien pueden aparentar ‘económicos’, no ofrecen la calidad que se le exige a la tecnología LED.

Mejor toma en cuenta:

  • La luminosidad: es el factor más importante a tener en cuenta a la hora de adquirir un producto de iluminación LED, vinculado al número de Vatios (W) del producto, buscando siempre la mayor cantidad de lúmenes con el menor número de Vatios. Actualmente, la relación no debería estar por debajo de 80 Lm/W salvo en algunas gamas de producto muy concretas.
  • Vida del producto: los productos LED cada vez ofrecen una vida útil más larga, no debiendo ser nunca inferior a 25.000 horas. Del mismo modo, no hay que caer en la ‘trampa’ de los llamados productos con garantía ‘para toda la vida’, puesto que es algo que no existe. Los productos LED de mayor vida útil rondan las 50.000/60.000 horas.

Contacta con JD Eléctricos y adquiere materiales eléctricos en Colombia, de la mejor calidad y al mejor precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Open chat
Hola
En que puedo ayudarlo?