Menú Cerrar

RIESGO ELÉCTRICO Y MEDIDAS DE SEGURIDAD: 9 FACTORES

RIESGO ELÉCTRICO Y MEDIDAS DE SEGURIDAD
81 / 100 SEO Score

RIESGO ELÉCTRICO Y MEDIDAS DE SEGURIDAD

La electricidad siempre fluirá a través del camino que ofrezca la menor resistencia. En este sentido, el cuerpo humano presenta poca resistencia a las corrientes eléctricas, sobre todo debido a su alto contenido de agua y electrolitos. El riesgo de los cables eléctrico se define como aquel originado por la energía eléctrica, quedando dentro de esta definición los siguientes conceptos: el choque eléctrico (por contacto eléctrico directo o indirecto), las quemaduras (por choque eléctrico o arco eléctrico), las caídas o golpes (producidos como consecuencia del choque o arco eléctrico), y los incendios y explosiones originadas por la electricidad.

riesgo de los cables electricos

Para empezar, se hace necesario comentar que para que exista riesgo eléctrico se deben dar dos condiciones que son:

  • La existencia de un circuito cerrado.
  • Que en el mencionado circuito exista una diferencia de potencial (tensión o voltaje) que fuerce a la corriente a circular por él.

 

Riesgo eléctrico: Los factores que influyen en sus efectos sobre el organismo son:

  • Intensidad
  • Tensión
  • Frecuencia
  • Resistencia
  • Capacidad de reacción del organismo
  • Tiempo de contacto
  • Recorrido y superficie de la corriente a través del cuerpo
  • Equipo de protección individual
  • Equipo de protección colectiva

El parámetro intensidad (no la tensión como se cree habitualmente) y la duración del contacto eléctrico son los factores más decisivos de la gravedad y/o lesión que el accidente produzca en el cuerpo humano.

En un accidente eléctrico, la intensidad de la corriente que circula por el cuerpo humano y, en consecuencia, la gravedad de las lesiones que produzca depende de la resistencia que presente el circuito que seguirá la corriente. Este circuito suele estar formado por varios elementos que conforman las resistencias en serie: resistencia de contacto, resistencia del cuerpo humano y resistencia de salida de la corriente (zapatos…)

Se desprende que a mayor resistencia menor intensidad y cuanto menor sea el contacto de las masas con el suelo, mayor será el paso de la corriente por la persona en la que se produce el contacto.

La tensión, unida a la resistencia del circuito, provoca el paso de la corriente resultante por el cuerpo humano. La tensión de seguridad es la que se puede aplicar indefinidamente en el cuerpo humano sin peligro.

Existen dos tipos de contacto eléctrico que son el directo y el indirecto:

Contacto eléctrico directo: es el que se produce con las partes activas de la instalación o equipo. La forma de contacto directo puede ser entre dos conductores o entre un conductor activo y tierra.

Contacto eléctrico indirecto: es el que se produce con las masas puestas accidentalmente en tensión, entendiéndose por masa el conjunto de partes metálicas de un aparato o instalación.

Son debidos a:

  • Un defecto del aislante interno.
  • Un defecto de origen externo.
  • Inversión del conductor de protección con un conductor activo (en reparaciones).
  • Un defecto entre el conductor de protección y un conductor activo.

Para evitar cualquiera de estos tipos de accidentes, al trabajar con electricidad se deben adoptar una serie de medidas de seguridad:

  • La obligatoriedad de utilizar zapatos y guantes de seguridad dieléctricos. Los zapatos aíslan completamente del suelo y evitan que ante un contacto eléctrico descargue la corriente a tierra a través de nuestro cuerpo, ya que estamos aislados. Asimismo, los guantes dieléctricos también nos protegerán en caso de contacto eléctrico.
  • No llevar objetos de metal mientras estemos realizando trabajos eléctricos. Las cadenas, relojes, anillos, hebillas de cinturón… pueden ocasionar un cortocircuito o atraer el arco eléctrico. El metal es un excelente conductor, por lo que en caso de contacto se puede producir una descarga muy peligrosa.
  • Utilizar ropa ajustada y de algodón o de tejido incombustible. Así se puede evitar que la ropa se enrede y tengamos un accidente.
  • Siempre que sea posible trabajar preferiblemente sin tensión. La mayoría de instalaciones se encuentran seccionadas a través de los diferenciales o mediante un interruptor, pero si fuera necesario se puede cortar la electricidad general. Únicamente se realizarán con tensión las operaciones elementales (accionamiento de diferenciales, automáticos…) y los trabajos en instalaciones con tensiones de seguridad.
  • Antes de empezar a trabajar, es recomendable revisar que funcionen correctamente los aparatos de medida.
  • No realizar trabajos a la intemperie en situaciones climatológicas adversas (lluvia, nieve, tormenta, viento fuerte…)
  • Evitar trabajar con electricidad en lugares húmedos o cerca de líquidos.
  • Analizar el circuito y las conexiones. Antes de realizar cualquier trabajo como electricistas, debemos estudiar las características y composición del circuito. De esta manera podremos calibrar los peligros y establecer las posibles normas de seguridad adaptadas al tipo de circuito con el que estemos trabajando.
  • Siempre que se pueda, trabajar con una sola mano. La razón es muy sencilla, si recibes una descarga, la electricidad entrará por una mano y saldrá por la otra, pasando por el corazón.
  • Cuando instalamos un equipo eléctrico, debemos dejar espacios libres como para operar sin ninguna dificultad en un futuro. Todas las partes del circuito deben estar accesibles en todo momento.
  • Los fusibles deben quedar bien resguardados para evitar que elementos externos accedan a esta zona.
  • Hacer un uso responsable de las herramientas. Por fortuna, en la actualidad existen todo tipo de materiales auxiliares, sin embargo, en ocasiones utilizamos herramientas para fines para los que no están diseñadas. Trabaja con un equipo completo de herramientas y no corras riesgos.
  • Aplicar siempre las “cinco reglas de oro”. Desconectar la parte de la instalación en la que se va a trabajar aislándola de todas las posibles fuentes de tensión. Se ha de prevenir cualquier posible realimentación, preferiblemente por bloqueo del mecanismo de maniobra. Verificar la ausencia de tensión en todos los elementos activos de la zona de trabajo.
  • Poner a tierra y en cortocircuito todas las posibles fuentes de tensión (en instalaciones de Baja Tensión sólo será obligatorio si por inducción u otras razones puedan ponerse accidentalmente en tensión). Proteger la zona de trabajo frente a los elementos próximos en tensión y establece una señalización de seguridad para delimitar la zona.

Para JD ELÉCTRICOS lo más importante es tu seguridad, es por ello que te recomendamos seguir  estas principales medidas de seguridad en electricidad en todo momento, ya sea que estés trabajando o manipulando un circuito eléctrico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Open chat
Hola
En que puedo ayudarlo?